Singles, estilo de vida con identidad propia

Nos queda muy lejano cuando por primera vez escuchamos en nuestro país el término “single” para identificar a las personas solteras. Series como Sexo en Nueva York, nos ayudaron a descubrir las fiestas singles más glamourosas de la gran manzana o asistir, a través de la Tv, a una divertida Speedating; No obstante, tras años de conocer que “un single” es mucho más que una canción de un disco, existen en España muchas personas que a día de hoy les hablas en chino cuando dices que te vas de viaje single o a una cena para conocer nuevos amigos.

“Pues sí, me voy de viaje single y me identifico con mucha gente que tiene las mismas inquietudes que yo.”

Nunca hay que generalizar, pero por norma a una persona single le gusta redecorar su vida a diario y disfrutar al máximo de ella. Es evidente que somos una realidad, hemos cambiado hasta los stands de los supermercados; ya podemos comprar latas de tomate frito para un solo comensal o un brick de medio litro de leche.

El tema ocio es sagrado, es algo representativo en nuestra vida: amigos y cuantos más mejor. Nos gusta sociabilizarnos, tenemos los nuestros propios, pero siempre estamos dispuestos a tener más, a conocer gente nueva, a compartir nuestras emociones y a crear otras tantas nuevas. Una cena a mitad de semana, un “after work” en jueves, tapear los viernes, unas copas en sábado o una ruta de senderismo en domingo… Nuestra agenda siempre está cargada de planes, no dejamos opción al aburrimiento y entre tanto, nos gusta cuidarnos! Siempre hay un hueco para ir al gimnasio, acudir al centro de belleza o buscar tu ratito de compras.

Nos gusta vernos y que nos vean guap@s, por eso, aparte de buscar un hueco para salir a correr, un partido de pádel o sacar los patines, en nuestra nevera reina una alimentación saludable y sana.

Para los que a finales de 2014 todavía no saben que es ser single, podemos resumir diciendo que, el “triste soltero”, que se lamentaba por dormir en una cama vacía, que era la comidilla por parecer raro y frases horribles tipo “te vas a quedar para vestir santos”, ha evolucionado para convertirse en el envidiado single que disfruta al 100% de su libertad, no se le cae la casa encima por vivir solo y por supuesto aprovecha su vida para ser feliz.

Pdta: No significa que al single no le guste estar enamorado, pero no se hunde por no estarlo.

Commentarios

commentarios