Entradas

A la hora de planear un viaje, nuestra primera opción, siempre es recurrir a uno de nuestros amigos, pero a cierta edad, nos es bastante complicado coincidir con nuestros amigos. Ya sea porque tienen pareja, porque otros están ocupados con sus hijos o, simplemente porque nadie tiene disponibilidad en nuestras mismas fechas.

De entrada, nos da vértigo decidir viajar solo, sin embargo tienen muchísimas ventajas ¡Vamos a repasar algunas!

  • No tienes que cuadrar fechas con nadie, es decir tú decides cuándo.
  • El destino no es un problema, ya que no hay que ponerse de acuerdo si tu prefieres playa y tus amigos prefieren un rural en mitad de la nada
  • Hay muchísimos viajes singles para viajar solo pero en grupo
  • Conocerás gente y ampliarás tu círculo de amistades
  • Romperás tus propios límites, ya que esta aventura es sólo tuya

Profundicemos un poco más en el tema de viajar solo pero en grupo.

Cuando uno de vosotros decidís elegir un viaje single, para viajar solo pero acompañado por un grupo de singles, os invaden muchísimas dudas ¿Cómo será la gente? ¿Habrá personas de mi misma edad? ¿Me lo pasaré bien?

¡Vamos a despejar vuestras dudas!

En un viaje single de grupo, especialmente los destinos nacionales, se forman con un mínimo de personas, si tienes inquietud en saber las edades de los participantes, puedes preguntarnos sin compromiso, te indicaremos cuántos hay de tu edad. Por norma, los singles más viajeros, son aquellos entre los 35 a 48 años, pero también hay una cantidad más joven y otra algo mayor.

Todos los singles que acuden a unas vacaciones singles, vienen buscando lo mismo que tú ¡Divertirse! Desean conocer gente, tener nuevos amigos para disfrutar de próximos viajes singles, pasar unas vacaciones divertidas, etc.

Un viaje single, es un cúmulo de experiencias muy enriquecedoras. De entrada todo el grupo llega con algo de timidez, pero en breve, todos los viajeros empiezan a compartir anécdotas, vivencias… que hacen que se rompa el hielo con fluidez y, sin darte ni cuenta, parecerá que está de viaje con amigos de toda la vida.

Aunque la inmensa mayoría creen que en los viajes hay más presencia masculina, lo cierto es que las mujeres son más valientes! Intentamos que los viajes singles sean al 50%, pero la verdad es que la presencia femenina siempre gana en número de viajeros.

Y tú ¿Todavía no has realizado un viaje single? Llámanos si tienes cualquier duda o lánzate ya a la diversión. Clic aquí para ver todos nuestros viajes singles

escapadas singles, cap d any single, cruceros single fin de año, cruceros single 2019, crucero single 2019, cruceros singles el corte ingles, crucero de singles, cruceros opiniones, cruceros para solteros mayores, crucero solteros, cruceros para solteros 2019, cruceros solteros divorciados, gente viajera, viajes para mayores de 55 años, viajes para una persona, hoteles para solteros en cancun, 

Desde tuymilmas.com hemos preparado un viaje single de lo más aventurero. Mezclamos cultura, naturaleza, gastronomía y diversión para hacer de tu puente de diciembre una experiencia diferente y sobre todo inolvidable.

Este puente single de diciembre te sorprendemos con Aventura single en Ciudad Real, una ciudad museo donde en cada rincón se respira cultura, una ciudad rica en patrimonio donde sus habitantes a lo largo de los siglos han ido dejando su legado, desde su fundación en el siglo XV por Alfonso X.

Degustar la gastronomía ciudadrealeña, visitar una bodega y disfrutar de una cata donde un enólogo dará a conocer un poco más la cultura vitivinícola.

Pasar un día en El parque Nacional  de Cabañeros, uno de los parques naturales más importantes y peculiares de nuestro país, donde te sentirás como un  auténtico aventurero.

Una travesía en 4×4 por la zona de la Raña, el Serengueti español, donde se pueden observar ciervos o buitres negros, fauna y flora única en la zona, diversión y naturaleza en estado puro sobre las cuatro ruedas.

Y fiesta, ¡muchísima fiesta! Porque los singles, ¡donde van triunfan!

Hacer nuevos amigos de todos los puntos de España, desconectar de la rutina, conocer cultura y costumbres, relacionarte, reír, pasarlo bien pero sobre todo,                 !disfrutar de un puente diferente!

Si quieres saber mas sobre este viaje single tan aventurero pincha aquí

Cuando venimos “De vuelta”

A partir de los treinta y tantos cumplidos, tanto los hombres como las mujeres, repetimos en reiteradas ocasiones un comentario muy típico cuando nos referimos a una posible nueva relación; Aquel que se nos llena la boca al decirlo: “Yo es que me he vuelto muy exigente”. Ja, ja, ja… Me hace gracia porque yo soy la primera persona que he utilizado la frase.

Y es cierto que, cuando ya hemos vivido ciertas situaciones estando en pareja, tenemos muy claro lo que NO QUEREMOS; posiblemente dudemos en lo que queremos, pero lo que no queremos lo tenemos tan claro… De hecho, si te preguntas a ti mismo en estos momentos ¿Qué no quiero? No tardarás ni un solo segundo en contestar!!!

Y es entonces cuando a todo le ponemos pero: “Pero es que es muy seri@, pero es que no me presta la atención que yo quiero, pero es que me gustaría que fuese más cariños@, pero es que yo necesito mi espacio, pero es que… y por no mencionar el “pero” más de moda, cuando le envías un whastapp, está en línea, lo ha leído y no te contesta (aunque este supuesto pero, lo dejo para otro post que puede dar mucho de si).

La cuestión es que alguien que aparece en nuestras vidas y de repente nos ilusiona, se convierte, en un espacio breve de tiempo, en un cumulo de pequeñas imperfecciones que consigue poner nuestra mente en alerta. ¿Miedo?

Pues evidentemente sí, sin duda alguna, a partir de haber vivido ciertas experiencias y/o desengaños, tenemos más miedo que 7 viejas (perdón por la expresión); No nos apetece lo más mínimo que nos hagan daño, venimos con una mochila tan grande en la espalda cargada de problemas, que sólo el pensar que aparezcan otros tantos nuevos, consigue que nuestro cerebro reaccione de la forma más sencilla, pensar todo lo malo que tiene.

¿Y si fuésemos capaces de dejarnos llevar cómo cuando no sabes lo que te espera, cuando algo te ocurre por primera vez? Es imposible, ya que no podemos resetear nuestra cabeza, pero si consiguiésemos dejar de ver todo lo negativo, para potenciar lo positivo y simplemente dejarnos llevar, viviríamos cada historia de nuestra vida con tal pasión, con tanta ilusión, que dejaríamos de preocuparnos de cosas absurdas y todo fluiría con mayor naturalidad; a fin de cuentas, conseguiríamos multiplicar nuestra felicidad.

Cuando venimos “de vuelta” es mucho más complicado dejarte llevar, nuestras propias experiencias como plomos pesan y, aunque la herencia del pasado convierte nuestra piel en corazas infranqueables, hay que dejar fisuras en ella para que la ilusión penetre y, poco a poco, el miedo desaparezca.

QUÉ SÍ, QUE SÍ QUE SE LIGA EN LOS VIAJES SINGLES 

A estas alturas de la historia, no os voy a contar en qué consiste un viaje single. La mayoría de nuestros seguidores ya conocen los viajes singles o tienen algún amigo que se ha hecho alguna escapadita y se lo ha contado. Pero aunque a mí todavía me resulta sorprendente, hay gente con la que me cruzo y surge el tema… “Qué trabajas en quééééééééé? Y yo, pongo cara de póker, con ganas de decirles “Oye, que el raro eres tú eh?, que los viajes singles están a la orden del día”

El caso es que me muerdo la lengua y empiezo a contar cómo funcionan los viajes… “Pues viene gente de toda España, hay gente súper maja, haces un montón de amigos nuevos con los que tras el viaje sigues manteniendo el contacto y vas a visitarlos o ellos vienen a tu casa…” Y cuando estoy entusiasmada contándoles mi propia historia (sin darme cuenta he pasado de hablar en qué consiste mi trabajo, a contar las historietas de mis viajes singles),  me interrumpen con cara de listill@ sabelotodo y suelta la bomba “Pero ahí solo va gente a ver que pilla verdad? AGGGGGG, ardo en cólera y me cambia el gesto y me gustaría decirle “Eres más simple que el asa de un cubo”

A ver señores, que ligar se liga donde uno quiere o le dejen, pero ¿es necesario ser tan plano? Sólo por el hecho de decir que todos los viajeros son solteros, va unido a que no viajamos por disfrutar, ni por pasarlo bien… no, únicamente viajamos para ligar.

Me viene a la mente un caso muy concreto, una reunión de antiguos alumnos donde todos empezamos a contar a qué nos dedicamos. Una de mis mejores amigas del cole, tras yo explicar y contar, etc. Me argumenta “Uy, uy, jamás iré yo a un viaje de esos… a saber qué gente va. Todos en plan buitre”, Ufff, es que me dio una rabia. Mejor que no vengas, porque no queremos gente con prejuicios desde el minuto cero, la gente que va a un viaje single quiere divertirse, reírse y lo que menos quiere es mal rollo con gente que mira como si te estuvieran haciendo una radiografía.

Retomando el hilo, que hasta escribiendo me voy por las ramas. Simplemente quería decir que sí, que sí que se liga en los viajes singles, pero del mismo modo que podemos ligar en una disco, en una cena, estando de copas o en el supermercado (por cierto, este tema hablaré de él en el próximo post), hay chicos y chicas y lo más normal que puede ocurrir es que conozcas a alguien que te haga tilín y quieras conocer más de esa persona. Pero de ahí a que sea la única razón por la cual viajamos… Por ahí no paso.

Los solteros viajamos para descubrir nuevos destinos o culturas, hacemos escapadas para conocer nuevos amigos con los que compartir experiencias. Viajamos porque nos merecemos nuestras vacaciones con gente afín a nosotros y sobre todo nos vamos de viaje single ¡Porque nos da la gana y no tenemos que darle explicaciones a nadie!

Viajes singles | Vacaciones de solteros | Viajar solo | Cruceros solteros | Vacaciones singles

Singles, estilo de vida con identidad propia

Nos queda muy lejano cuando por primera vez escuchamos en nuestro país el término “single” para identificar a las personas solteras. Series como Sexo en Nueva York, nos ayudaron a descubrir las fiestas singles más glamourosas de la gran manzana o asistir, a través de la Tv, a una divertida Speedating; No obstante, tras años de conocer que “un single” es mucho más que una canción de un disco, existen en España muchas personas que a día de hoy les hablas en chino cuando dices que te vas de viaje single o a una cena para conocer nuevos amigos.

“Pues sí, me voy de viaje single y me identifico con mucha gente que tiene las mismas inquietudes que yo.”

Nunca hay que generalizar, pero por norma a una persona single le gusta redecorar su vida a diario y disfrutar al máximo de ella. Es evidente que somos una realidad, hemos cambiado hasta los stands de los supermercados; ya podemos comprar latas de tomate frito para un solo comensal o un brick de medio litro de leche.

El tema ocio es sagrado, es algo representativo en nuestra vida: amigos y cuantos más mejor. Nos gusta sociabilizarnos, tenemos los nuestros propios, pero siempre estamos dispuestos a tener más, a conocer gente nueva, a compartir nuestras emociones y a crear otras tantas nuevas. Una cena a mitad de semana, un “after work” en jueves, tapear los viernes, unas copas en sábado o una ruta de senderismo en domingo… Nuestra agenda siempre está cargada de planes, no dejamos opción al aburrimiento y entre tanto, nos gusta cuidarnos! Siempre hay un hueco para ir al gimnasio, acudir al centro de belleza o buscar tu ratito de compras.

Nos gusta vernos y que nos vean guap@s, por eso, aparte de buscar un hueco para salir a correr, un partido de pádel o sacar los patines, en nuestra nevera reina una alimentación saludable y sana.

Para los que a finales de 2014 todavía no saben que es ser single, podemos resumir diciendo que, el “triste soltero”, que se lamentaba por dormir en una cama vacía, que era la comidilla por parecer raro y frases horribles tipo “te vas a quedar para vestir santos”, ha evolucionado para convertirse en el envidiado single que disfruta al 100% de su libertad, no se le cae la casa encima por vivir solo y por supuesto aprovecha su vida para ser feliz.

Pdta: No significa que al single no le guste estar enamorado, pero no se hunde por no estarlo.